Flooxer Now » LOL

En toda la boca xenófoba

Le pega un zasca a un racista usando TikTok

Una joven inmigrante marroquí en España responde a sus haters xenófobos con la mejor de las armas: el cachondeo. Gracias a su vídeo riéndose de los usuarios más brutos va camino de convertirse en un fenómeno viral.

Hina Amii se fue a su país "a llorar".

@hinaamii / Tik Tok Hina Amii se fue a su país "a llorar".

Publicidad

Dicen que el sarcasmo bien aplicado es una delicia, y Hina Amii sabe un rato de eso. Es el nombre con el que firma en TikTok (y creemos que el suyo auténtico) una joven de origen marroquí residente en Barcelona, y que hoy se ha convertido en sensación viral por su buen humor frente al racismo.

Lleva menos de una semana como usuaria en Twitter y algo más en la plataforma musical, pero siempre que puede manda mensajes a favor de la multiculturalidad y ataque contra la xenofobia. Como el ambiente en redes está algo caldeado, quizá los ataques sin más solo causen malestar, y ella ha optado por una estrategia diferente: el cachondeo.

 

Aunque alguna vez ha perdido los papeles en redes, su última intervención en TikTok se ha convertido en una sensación por motivos muy claros. En el vídeo, de un minuto de duración, habla con un agente de aduanas imaginario en lo que parece ser la frontera de Marruecos. En realidad es una calle de lo más random, pero ella lo ambienta muy bien.

Hina responde con ese vídeo a un comentario que le hicieron bastante hiriente cuando ella era crítica con situaciones racistas: "A llorar a tu país", le dijeron. Por tanto, como con el confinamiento no se puede salir de las comunidades autónomas, ella cogió un croma de saldo y se fue con TikTok a otra parte.

 

Durante los 54 segundos de vídeo saca punta a la ridiculez del que le insulta, con cosas como "Es que vengo a llorar", "Tampoco me ha dicho que me quede allí" o "Voy a estar cinco minutos de chill y vuelvo". La respuesta de la gente no podía haber sido más cálida, y hay quien ve su actuación digna de un Oscar: "Lástima que pospusieron los Oscars, la quería ver ganándoselo por mejor video del año". Medio millón de visitas en unas horas dan fe de que el humor es, como decíamos al principio, el mejor arma contra la estupidez.

Publicidad