FACTS

Marina Rivers contra el machismo en las redes y Markilokuras: "Estoy sumamente harta"

La tiktoker devuelve el foco de atención a las groserías y salidas de tono que demasiado a menudo se escuchan en el mundo de la creación de contenido, apuntando sus críticas a la inexcusable actitud del especialista en Fortnite.

Marina Rivers, en un estreno de ATRESplayer Premium

Marina Rivers, en un estreno de ATRESplayer Premium Atresmedia

Publicidad

Si hubo alguna vez un mundo donde las machiruladas se recibían con aprobación y cachondeo, ese no es desde luego en el que vivimos en la tercera década del siglo XXI. Al menos a nivel ideológico, porque despreciar gratuitamente a personas basándose solo en el género es por desgracia algo frecuente.

La polémica en el ámbito de la creación de contenido de esta semana tiene como protagonistas a dos personas que están en las antípodas del entretenimiento online. Por un lado Markilokuras, un excelente jugador de Fortnite y célebre streamer que se empeña en hablar (mal) antes de pensar, y por otro Marina Rivers, tiktoker top y diana completamente random de un ataque de ira del extremeño.

"Están jugando a [Minecraft Extremo] y para insultar a mi pareja me insulta a mí", dice airada, en alusión a un pique infantil que tuvo JCorko en la competición de los cubos pixelados. Indignada porque "no le ha hecho nada ni en el videojuego, ni en la vida real ni en ningún otro lado", lo que de verdad le duele es que legiones de trolls, haters y simpatizantes rarunos justifiquen la severa incorrección de Marki.

La primera exposición de los hechos la hizo en un tiktok que ya ha dado para muchos debates inútiles, porque poco hay que debatir. Sin embargo, todavía hay comentarios que consideran que el insultante "tiene mucha razón" al describir a Marina con los peores calificativos posibles.

"¿Encima me acosáis a mí por redes sociales? Estoy denunciando a un hombre que para insultar a otro hombre me tiene que humillar a mí sin conocerme de nada", subraya para sacar los colores a los que todavía no entienden lo más básico de la educación o el civismo. El propio Marki le quita importancia al asunto, asumiendo que "él es así" y que "se le fue por un momento y ya está".

La impotencia es la misma que tantas veces han declarado otras creadoras de fama similar; Biyín, Cristinini, Lola Lolita o Claudia García tienen desahogos similares, y todos son recordatorios del triste camino que todavía queda por recorrer.

Antena 3 » Muy Fan

Publicidad